La nueva variante Ómicron, un error del primer mundo

La nueva variante Ómicron, un error del primer mundo

Cuando en el primer mundo la polémica se centra en suministrar la tercera dosis, los habitantes del resto del mundo están sin proteger. Surgen variantes que se adaptan y escapan  a las defensas inmunitarias que ya hemos desarrollado. Cuanto más se retrase el proceso de vacunación mundial será peor para todos. Los científicos lo avisaban y la variante Ómicron ya es una amenaza real.

.

Una nueva variante en Sudáfrica que ha puesto en alerta de nuevo al mundo se llama B.1.1.529. Ómicron , según  la Organización Mundial de la Salud (OMS). La han calificado como “variante de preocupación” lo que significa que podría provocar un aumento de la transmisión del virus, ser más agresiva y reducir la eficacia de las vacunas, las terapias y los sistemas de diagnóstico. Inquietante ¿ verdad ?

Por si esto fuera poco la OMS  advierte que hay “un mayor riesgo de reinfección”. Lo que quiere decir que  nos situaría en el punto de partida de la infección. La gravedad de esta variante que es una constelación de mutaciones ( más de 30 ) preocupa a los expertos y es que difiere mucho en las formas del coronavirus que han aparecido hasta la fecha.

Esta variante que ha encogido la mundo se ha detectado en Botswana, Hong Kong, Israel y Sudáfrica. Bélgica detectó el primer contagio en Europa y en Alemania e Italia parece que se ha detectado algún caso.  

Tedros Adhanom, biólogo etíope reconoció que era un “catastrófico fracaso moral” que jóvenes y adultos sanos en países ricos fueran a ser re-vacunados con terceras dosis antes que priorizar vacunas en países pobres cuyas poblaciones más vulnerables no han recibido ni la primera dosis. Lamentable.

Y es que el índice de población vacunada en los países subdesarrollados está muy por debajo de la cifras recomendadas. Solamente 3 de cada 100 personas han sido inmunizadas en el tercer mundo. Es un caldo de cultivo para la proliferación de nuevas variantes que amenazan con todos los logros obtenidos hasta la fecha. El tercer mundo necesita vacunas. 

Los virólogos nos recuerdan que hay que insistir en la importancia de las medidas no farmacológicas eficaces contra la transmisión: mascarillas, ventilación, contactos limitados y distancia de seguridad. La vacunación ha demostrado la eficacia en minimizar los síntomas más graves de la enfermedad pero el contagio sigue dependiendo del comportamiento y de la puesta en práctica de medidas de contención que se han demostrado eficaces. 

0
    0
    Tu Carrito
    Tu carrito está vacioVolver a la tienda