Consejos para mejorar acné por mascarilla

Consejos para evitar el Acné por mascarilla

Los brotes de acné que ocurren después de utilizar una mascarilla se han vuelto tan habituales que ha nacido un nuevo término: el “maskne” o el acné de la mascarilla. Es una respuesta inmunológica de nuestra piel. En este post te damos algunos consejos prácticos para evitar el acné por el uso continuado de la mascarilla.

Desde que implantamos la mascarilla en nuestro día a día estamos viendo muchos brotes de acné, especialmente un tipo llamado “dermatitis perioral”, que tiende a ocurrir típicamente alrededor de la boca y en las áreas alrededor de la nariz.

En realidad se trata de lesiones cutáneas de la cara, dermatitis irritativa o empeoramiento del acné cuando las mascarillas se usan durante muchas horas.

Acné mecánico

No es nuevo, las figuras deportivas que utilizan cascos y mentoneras están bastante familiarizadas con tales brotes. El término técnico para denominar este tipo de acné es acné mecánico. Este acné es el resultado de la fricción mecánica de un tejido contra la piel.

Los expertos en dermatología dicen que el tratamiento es complicado. Se deben evitar productos agresivos como los alfa hidroxiácidos, las exfoliaciones químicas o Retin-A para destruir el acné. Esto dañaría aún más la frágil barrera cutánea, haciéndola más sensible a los efectos irritantes de la mascarilla. Estos productos pueden provocar picazón,  eccema, ardor, sequedad e inflamación.

5 claves para prevenir “el Maskne”:

1. Renueva cada 4 horas de uso tu mascarilla si es desechable. Evita el uso continuado de la misma mascarilla, sobre todo si se trata de una FFP2. En cuanto a filtración son eficaces pero son las que peor respirabilidad y transpirabilidad ofrecen.

 2. Lava la mascarilla a menudo si es reutilizable. Preferiblemente lávalas con detergentes neutros e hipoalergénicos.

Eres de los que se quitan la mascarilla y la reutiliza y reutiliza y reutiliza. Mal hecho. Las mascarillas reutilizables se deben lavar y secar después de cada uso. Más aún si la has usado de forma continuada. Los microbios también los reutilizas y con ellos la probabilidad de generar acné.

Es preferible utilizar mascarillas de algodón y si es algodón orgánico mejor, ya que permite que la piel respire.

3. Limpia en exceso tu piel. Indispensable utilizar limpiadores suaves, no grasos. Utiliza productos suaves que no perjudiquen la barrera cutánea. Intentar evitar cualquier producto con sulfato de sodio o productos que despoja a la piel de sus aceites naturales.

Limpia la piel dos veces al día, mañana y noche.  Utiliza con la punta de los dedos.  No necesitas más instrumentos.

4.   Practica una buena hidratación. Sécate la cara con una toalla limpia y ponte crema hidratante ligera sin fragancia. Evita cualquier base de maquillaje con aceites esenciales.

Deja pasar 15 minutos después de aplicar la crema hidratante o el protector solar antes de colocarte la mascarilla y 30 minutos si está utilizando una mascarilla N95 (KN95).

Después de limpiar la piel con productos suaves, debes aplicar sobre tu piel una crema para reparar la barrera de la piel y proporcionarle humedad.

5. Cuidar la alimentación para prevenir y tratar la aparición del acné. Hay relación entre alimentación y acné. Por ejemplo, hay que reducir al máximo los lácteos de la dieta en caso de acné y apostar por otras fuentes de calcio, como el pescado azul, como la anchoa o la sardina, a los frutos secos. Además el pescado Azul, rico en Omega 3 tiene una especial acción inflamatoria que en definitiva es el acné. Se debe evitar también el consumo en exceso de azúcar y las grasas.

La pasta, pan, arroz y, en general, harinas refinadas y otros alimentos con un índice glucémico alto deben tomarse con prudencia.

Los vegetales verdes encabezan la lista de alimentos anti acné. Incluye en tu dieta frutas y verduras, así como alimentos ricos en clorofila, ya que ayuda a limpiar de bacterias y toxinas el tracto digestivo y el torrente sanguíneo.

El rey, el Aguacate. Con un alto contenido de Vitamina B6, C y E. Este súper alimento hidrata la piel y reduce la inflamación además de poder ser utilizado en mascarilla.

Por último es importante ayudar a tu piel a mantenerse hidratada y limpia bebiendo dos litros de agua diario. El agua permite a tu cuerpo liberar toxinas que son las culpables de incrementar el acné.

0